Últimas tendencias en decoración: pinturas con efecto

consejos pintura efectos

Pinturas con efectos, la nueva tendencia más allá del vinilo

Hubo un tiempo, no muy lejano, en el que el gotelé reinaba en las paredes de la mayoría de las viviendas españolas y todos estábamos encantados. El problema surgió cuando ese gusto por estas texturas cayó en olvido y no fueron pocos los que decidieron eliminar este acabado de sus paredes.

Este paso del amor al odio y el resurgir de las paredes lisas monocromáticas hizo que muchos se preguntaran sorprendidos cómo era posible haber vivido en un piso con las paredes llenas de gotas irregulares.

En tal caso tanto si sigues enamorado del gotelé, como si, simplemente, quieres romper con la norma, no pierdas ni un mínimo detalle de este listado. Prepárate para disfrutar de paredes únicas con estos efectos que te traemos desde pintores Madrid sur:

Arena

Este efecto es totalmente recomendado para su uso en exteriores. Se trata de una pintura con un aspecto totalmente arenoso, que se aplica tras añadir una imprimación. Los profesionales a cargo de esta tarea deben aplicar brochazos rápidos, en forma similar a las de una cruz y en diferentes direcciones. Una vez se seque la capa que da textura, pinta con otros colores encima para conseguir una mayor profundidad.

Metal

Las pinturas metalizadas han facilitado el hecho de otorgar a nuestras paredes un acabado brillante y con aspecto más “lujoso”. Si decides aplicar dos capas con rodillo, es posible que te permitas cubrir los muros de los interiores con un tono dorado, plateado o incluso si lo deseas, cobrizo.

Óxido

En los hogares de corte, llamemoslo industrial, este acabado queda genial. Eso sí primero tendrás que pintar la pared en algún tono, preferiblemente oscuro, con el fin de que el aspecto final adquiera un toque algo más dramático. Después, aplica inmediatamente la pintura mate con efecto óxido, para ello utiliza una manopla, y no te olvides de dar varias pasadas.

Mármol

De técnica complicada, el estuco es una pasta especial compuesta por cal y polvo de mármol que tras su uso y para un mejor resultado se pule y resplandece. Para lograr el falso estuco sobre una base blanca, aplica con una esponja el color elegido mezclado con blanco. Haz lo mismo con el blanco, pero crea ondas con tu propio dedo. Después, con un pincel, procede a pintar líneas y difumínalas soplando con una pajita.

Papel rasgado

Esta técnica te permitirá conseguir un acabado muy artístico. Para ello hazte con papel tipo bond o manila y córtalo en tiras aproximadamente de un metro o metro y medio. Con un rodillo, pinta parte del papel y después con varios colores. Lo ideal es que uses tonos de un mismo color. Acto seguido, rasga el papel y usa pegamento para empapelar. Finalmente espera al secado, para aplicar una capa de sellador transparente.

Esponjado

De esta forma no podría ser más sencillo decorar tus paredes. Solo necesitas aplicar pintura y una esponja, preferiblemente vegetal, ya que el resultado queda más conseguido. Es recomendable usar una misma gama, pero si quieres contrastes, ¡atrévete! mezcla colores opuestos y deja que la creatividad se imponga.

Enlucido

El yeso, sin duda, es el material estrella de los enlucidos. Sin embargo, es posible innovar si nos decantamos por la aplicación de múltiples capas inacabadas, en vez de conseguir y finalizar un revestimiento continuo.

Más información